Buenas queridos amigos:

La decisión hoy conocida del Parlamento de Cataluña sobre la prohibición de las corridas de toros en la Comunidad Autonoma de Cataluña a partir del 1 de Enero del 2012, es un duro varapalo para la fiesta nacional donde se ve proscrita por esenciales motivos políticos mas que por una hipotetica defensa de los animales.

Era una votación que se preveía ajustada, como asi ha sido, 55 votos en contra de la prohibición (PSC, PP y Ciutadans) 68 votos a favor (CIU, Inicitativa per cataluña, Esquerra,), 8 abstenciones.

La mayoría de los diputados del partido nacionalista catalan CIU, votaron por esenciales motivos políticos, pues las corridas de toros es uno de los simbolos por los que se conoce a España fuera de sus fronteras, simbolo distintivo que nos distingue. Pero esa guerra de simbolos es una autentica patraña orquestada por los nacionalistas, pues las personas que viven en Cataluña son tan españoles como los que puedan vivir en Andalucia, por tanto la fiesta nacional tambien es propia de ellos.

Esta decisión es un atentado a la libertad, porque nadie tiene el derecho de prohibir lo que debe una persona ver o no, al igual que por el contrario no puede tampoco obligarla a ello. Debe ser la propia sociedad quien vaya redirigiendo sus propias costumbres, nunca el poder factico a traves de su todopoderoso poder organizar la vida de las personas a su antojo. Si el espectaculo de las corridas de toros es o no un evento que deba desaparecer, esa decisión la deben tomar el pueblo, no los políticos.

Por otro lado, me parece de chiste que se prohiban las corridas de toros y en cambio se permitan los denominados “corre bous”, porque mientras en las corridas existe unas normas y una manera de hacer arte que a todas luces es la demostración de la lucha de un hombre frente a un animal, siendo dos en igualdad de condiciones, uno con su fuerza, cuernos y peso, otros con su capote y su estoque. Mientras que en esas carreras en la que tienen atrapado al animal como si fuera un raton en una ratonera llena de juguetes, me parece ridiculizar al animal, rebajar el espectaculo a la sorna mas burda.

Sinceramente, quienes más aman a los toros y se preocupan por ellos son los amantes de los toros, esta prohibición solo traerá más miseria al mundo del toro, ya que se perderan puestos de trabajos, se perderan ganaderías, en esencia miseria.

Una cosa que no se les ha contado a los ciudadanos españoles de Cataluña, es que deberan indemnizar a aquellos con licencia para espectaculos taurinos por los daños y perjuicios que deberán de soportar por la prohibición, sobre todo el más perjudicado será el empresario gestor de la Plaza Monumental de Barcelona, el mas importante coso de Cataluña. Dicha indemnización podría llegar a un montante que superará los 300 millones de euros, con lo que eso supone en estos momentos de crisis.

La verdad este hecho ha dado la vuelta al mundo, convirtiendose en la tercera noticia mas importante del día, tras las inundaciones en Pakistan y el aterrizaje de emergencia de un avión. Cubrieron la votación corresponsales de todo el mundo, ya que en un país donde el toro es el simbolo, que una parte de la nación censure el simbolo, pues da que hablar.

Viendo los acontecimientos políticos que ultimamente acosan a la población española, en vez de hundir a las personas, lo que provoca es la unión de estos a traves del asociacionismo y el compañerismo, pues cuando los problemas nos atacan los iguales se unen. Esto unirá mucho mas a los amigos de los toros para ser mucho mas fuertes y gritar todos juntos ¡Libertad!.

S.M.I. El Emperador