Buenas, queridos amigos:

Todo lo que en estas fechas acontece con respecto a la candidatura socialista a la comunidad de Madrid es francamente llamativo. Se ha vuelto a ver como el Sr. Zapatero, pasa por encima de sus compañeros militantes del partido para intentar imponer su criterio por encima de la propia decisión del partido. Pero hay algo que no preveía el Sr. Presidente, que se encontraría con una persona poco usual en el partido socialista, que tenga y defienda sus propias ideas, ya que como sabemos en los tiempos que corren en el partido socialista, sino te doblegas ante el aparato ejecutivo del partido, es decir, doblegarte ante Zapatero, eres vilipendiado y expulsado.

Logicamente, esta consecuencia no se ha producido (aun, pero tiempo al tiempo), querían los de la ejecutiva federal que Tomas gomez abandonara para autoploclamar a su candidata Trinidad Jimenez, es decir, arrebatarles el poder decisorio a los militantes de base de esta forma, para que no hubiera primarias.

Francamente, me parece pasmoso como en España se tiene tanto miedo a las primarias, cuando en otros paises de nuestro entorno occidental, es una práctica totalmente usual y normal, se piensa (creo) que al existir varios candidatos y que pugnen entre ellos parece que resta en la hipotetica unidad del partido, pero nunca más lejos de la realidad. ¿Es que los aliados y seguidores de Hilary Clinton no apoyaron a Obama en las elecciones americanas? lógicamente no, el que es de un partido muy dificil podrá apoyar al otro, a menos que exista una katarsis en la persona o una transformación en el partido.

Toda esta farandula orquesta entorno a las elecciones socialistas, me hacen evocar no se si una pugna real entre distintas familias dentro del partido, en la que estaria el Sr. Gomez como el hijo rebelde y descarado que no hace caso de las advertencias del patron de la familia. Bien es cierto que en unas elecciones donde el otro partido expone a una mujer como candidata a la reelección, máxime cuando esta es la mágnifica Esperanza Aguirre que ha revolucionado a la Comunidad de Madrid hasta convertirla en la única comunidad autonoma que en plena recesión sigue creciendo económicamente; pues es lógico que el partido opositor tiemble a la hora de escoger a su candidato. Por un lado si dejan que Tomas Gomez se enfrente a la presidenta de Madrid, puede que pese la buena gestión y el factor femenino, o por otro lado, si se permite la apuesta de Trinidad Jimenez, entonces se pasará sobre la libre decisión de los militantes como si fuera un rodillo.

Por eso mi conciencia política me previene que en vez de ser todo esto una verdadera pugna política (que nadie niega), es más bien un circo de propaganda y marketing para que el candidato que surja tenga la atención de los medios de comunicación. Pero sinceramente, sea uno u otro, dificilmente podran romper la barrera de la mayoría absoluta alcanzada por la Presidenta de Madrid, máxime cuando su montaje sobre escuchas y espias lo han desmantelado los tribunales volviendonos a recordarnos que aun seguimos viviendo en un Estado de Derecho.

S. M. I. El Emperador

Anuncios