Buenas queridos amigos:

Vengo a comentar con este artículo el revuelo mediático que han protagonizado las, hasta ahora desconocidas, hijas del presidente Zapatero. Al parecer las hijas del presidente tienen una manera curiosa de vestir, lo que sinceramente es plenamente respetable, puede ser opinable, pero siempre respetable. Ahora lo que me parece totalmente cuestionable es la manera de tratar la noticia.

La pagina Web de la Casa Blanca difunde unas fotos de la familia Zapatero posando con la familia Obama, de pronto todos los medios de comunicación difunde las fotos de las hijas. Es entonces cuando representantes del Palacio de la Moncloa, decretan un veto a la emisión de las imagenes, siendo retiradas primeramente por la agencia estatal de información EFE. El argumento que se esgrime es la edad de las hijas, que son menores de edad, y que pueden atentar contra su intimidad.

Francamente, si son menores de edad, y así lo es, considero que debe ser preservada pero no porque sean las hijas del presidente. Y considero que la manera de preservar su intimidad no es posando con el presidente de la principal potencia del Mundo, ni mucho menos realizando un viaje que de seguro la familia presidencial no creo que costee ningún duro, sino que me temo que deberemos pagar todos, vamos unas vacaciones costeadas por el erario púlico. Como las que tuvieron cuando la Sra de Zapatero, Sonsoles y sus hijas se fueron en un avión militar a los almacenes Harrods de Londres en plena época de rebajas.

Con todo lo anterior expuesto, quiero decir que para proteger la intimidad de las menores, sean los mismos padres quienes velen por ella, y la primera medida es que estas no les acompañen o que no posen en las instantáneas oficiales, y no pedir a los medios de comunicación que no difundan una información que de seguro puede interesar a la población, ni que estuvieramos en tiempos del caudillo, donde el ordeno, mando y hago saber era la premisa máxima, aunque hay veces que pienso que no estamos tan lejos de esos tiempos, con la salvedad de que ahora las cosas se realizan de manera más sibilina.

S.M.I. El Emperador

Anuncios