Buenas, queridos amigos:

Hoy se ha conocido la sentencia del Tribunal Supremo sobre el recurso que solicitaban las asociaciones de padres y asociaciones de profesores, sobre la ilegalidad de Educación para la ciudadanía, considerando el tribunal que no ilegal dicha asignatura y que no entra en conflicto con el ordenamiento. Habrá que esperar a la publicación de la sentencia para opinar sobre ella.

Pero solo a priori se puede decir, que me parece deplorable la decisión del tribunal por ningunear lo que considera la Constitución como derecho de los padres a dar la educación religiosa y moral (art. 27.3 CE) que se adecue a sus convicciones, lo cual violentar dicho derecho significa violar lo que dice la constitución. No es un derecho del Estado, sino una potestad que tienen los padres nadie puede decirle a mi hijo que es lo que debe pensar y el Estado no es quien para meterse en las cuestiones que esta asignatura entra, que no es ni mucho menos una educación para la ciudadana, es decir, para el bienestar y el engrandecimiento de esta sino mas bien una via para introducir ideas sesgadas sobre la visión del mundo y crear una supuesta ideológia militante que apoya el gobierno.

Los temas en los que entra educación para la ciudadanía y que entran en conflicto con la educación moral que quieren para sus hijos de acuerdo con sus convicciones, es la defensa de la ideología de genero, es decir, que el hombre y la mujer dejen de ser lo que son, la educación sexual, que introduce un horizonte de libertinaje y falta de responsabilidad. Y demas cosas que entran en conflicto con todo aquello que significa la familia y los valores.

Pero todo esto viene por una cosideración, de donde creemos que nace el Estado y de donde emanan los valores. Yo considero que la celula mas pequeña y esencial del sostenimiento del Estado es la Familia, como he explicado en otros artículos de mi blog, por tanto de donde nace la generación y transmisión de valores. Por supuesto que creo que en la labor educativa existen tres elementos esenciales que deben trabajar codo con codo, que son la familia, la escuela y la sociedad, cada uno de dichos elementos tienen sus funciones concretas, que son la transmisión de una correcta convivencia en sociedad.

Cuando digo en el título que la educación esta al servicio del poder, es que el Gobierno en aras de perpetuarse en el gobierno y en su estrategia destruir a la familia, no se si deliberadamente, pero desde luego tacitamente, con sus leyes, pretende que los ciudadanos no pensemos por nosotros mismos, sino que hagamos y pensemos como ellos dicen. Ya que unos ciudadanos inteligentes son peligrosos, por tanto amodorra al pueblo con pan y circo, es decir, bajando la exigencia en la educación, eliminando materias y las desvirtua como las humanidades griego y latin o ética y filosofia. En definitiva, que los más jovenes se vean atrapados por las mentiras de Zapatero y que no tengan mecanismos lógicos para poderse zafar de ellas,  y si le quedaran a estos un atisbo de ayuda en sus familias ahi esta el gobierno para meterse en vulnerar el derecho de objeción de conciencia a dicha asignatura.

Ahora deberemos de esperar a la sentencia del siguiente Tribunal, que no es otro que el Constitucional, para esperar si la guerra se para aqui o deberemos llegar a estrasburgo, donde me consta que existe sobrada jurisprudencia a favor de los recurrentes, debido a la existencia de este tipo de asignaturas en otros paises donde el tribunal dio la razon a los padres. Esperemos que no tengamos que llegar tan lejos, por el beneficio de las generaciones futuras.

S. M. I. El Emperador

Anuncios