Museo Británico

Buenas, queridos amigos:

Hoy leyendo la Encilopedia de libre difusión, wikipedia, vi en las efemérides que era el 250 aniversario del Museo Británico, y por eso me dispuse a escribir un artículo sobre dicho museo y la exihibición de la cultura en los museos del mundo. Francamente, es un museo increible que alberga en su interior tanta historia universal, que se me pone la piel de gallina, cada vez que recuerdo la vez que entré por primera vez en este fastuoso museo.

Era la primera vez que viajaba a Londres, fue una experiencia un tanto negativa, por lo que sucedió en el viaje de vuelta, que ya contaré en otro artículo. Bien, era de noche y quedaba escasas horas para el cierre del museo, es decir, que no me dio tiempo ni por asomo de disfrutar del ambiente y poder deleitarme visualizando las grandes obras que el ser humano ha forjado a traves de los siglos. Pero, el escaso tiempo dio mas alas a la intensidad de las vivencias experimentadas en el interior de los muros del museo. Cuando entras (yo entré al parecer por una entrada lateral, no por la puerta principal que veís en la imagen) llegas al gran atrio circular que va distribuyendo las distintas salas del museo, pues bien, la primera de las salas y sino recuerdo mal, la única que pude visitar, fue la sala griega y egipcia, nada mas entrar el poder visualizar la “piedra rosseta”, me embriagó de manera tremenda, porque ver in situ como se pudo descrifrar  los jeroglificos egipcios y por tanto, conocer los secretos que guardaban las eternas piramides del desierto, era como ser testigo de los hechos históricos. Mis conocimientos del griego me facilitaron poder leer las palabras griegas alli grabadas, no por ello, descifrar y entender el significado que guardaban, pero aun así, me fascinaba poder hacerlo.

Pude ver tambien, la sala Egipcia donde se podían observar las estatuas, que analizaba en historia del arte, allá hace  unos cuantos milenios atras, como la de “Triada de mikerinos” realizada en granito negro, preciosa estatua, que fuerza transmite; también se pueden observar: columnas, momias, esfinges y toda suerte de objetos. Una de las cosas que me llamaron más la atención, fueron poder ver las estatuas que Lord Byron trajo de Atenas, sí me refiero a las estatuas del partenón y sus frisos, allí (en el museo) se recrea de una forma similiar como sería el frontal del Partenón, increible el tallaje de las vestimentas, como parece tan real, como parece que cobra vida. Asustado estaría si viera, como vió Lord Byron, como estas estatuas se convertían en cal para construir casas. Como se podía permitir que semejantes salvajes maltrataran de tal forma la cultura universal, que es de todos, y que tan solo ellos son meros depositarios de dicha cultura, que es propiedad de todos.

El Museo Británico, nos permite poder ver aquellas piezas que de lo contrario estarían en un palacio privado de un magnate, producto de la compra del mercado negro, porque en los paises subdesarrollados es esa  la forma de sobrevivir de los campesinos y la forma de tratar a la cultura de su propio país. Algunos exaltados, se molestan o se enerban, cuando ven en estos museos occidentales, como se guarda la cultura de todos los pueblos del mundo, llamando  explotadores o ladrones a los que alli exhiben el arte, el verdadero arte. Pero preguntense por un momento ¿Como estarían estas obras si se encontrasen al aire libre? ¿Como estarían estas obras en manos de los salvajes que antes les comentaba?. No, no nos enganñemos, no utilicemos hipócritas frases, que quedan muy bien en los circulos “progres”, pero que en nada tienen razón y ningún contenido guardan. Porque, al fin y al cabo, son los museos occidentales y los paises occidentales, quienes han preservado la cultura de los propios pueblos a los que han ayudado. O es que no recuerdan que ocurrió alla por los años 60 en las Tierras de Egipto, si me refiero a la Presa de Asuan, donde el gobierno dictatorial de Nasser, quiso borrar del mapa las grandes tumbas de algunos faraones ilustres, entre ellos la tumba del Faraón “Ramses II”, que hicieron los países occidentales, ir en ayuda de la cultura universal de todos, la ONU hizo un llamamiento para salvar la cultura. He ahí donde mi país, España, ayudó para trasladar piedra a piedra los restos de la tumba de Ramses II y algunos otros templos, para que esta no fuera inundada por las aguas de la soberbia y de la ambición, que traerían la construcción de la presa de Asuan.

Es por eso que, nuestro país tiene el templo de Debob uno de los que se tenían que rescatar de las aguas, esto fue regalo del gobierno egipcio por nuestra acción desinteresada.

Doy gracias a Dios, de la existencia de Museos, como el Británico, porque gracias a él, podemos contemplar los grandes pasos del hombre y su evolución interna, con el paso de los siglos. Demostrando, cual es el verdadero arte y cual es el que despierta verdaderamente la belleza interna de las cosas, que es ni más ni menos que la belleza de la perfección demostrada en cada trabajo de los artesanos antiguos, que cuidaban con primor la hermosura de los pequeños detalles.

S. M. I. El Emperador

Anuncios