El Niño con el pijama de rayas

Buenas, queridos amigos:

Aqui prosigo con mi sección de Literatura esta vez con un libro distinto el superventas “El niño con el pijama de rayas” del autor irlandés, John Boyne y de la editorial salamandra (la misma que edita Harry Potter, en habla Hispana).

Es una obra que, groso modo, trata de la visión que un niño alemán (Bruno) pudo tener sobre la Segunda Guerra Mundial. Sigue el esquema inocente de lo que se conoce como vision Ana Frack, aunque desde otro prisma por supuesto, no el perseguido, sino el que ve perseguir, aunque la inocencia del niño provoca que los horrores que se producen a su alrededor no sean perceibidos por este.

La lectura del libro es sencilla, ágil, no se hace muy pesado, salvo por las repeticiones de estructuras gramaticales para que el lector se fije en secuencias de la narración literaria, como son: ” la tonta de remate” (refiriendose a su hermana), “Donde estaba prohibido entrar bajo ningún concepto y sin excepciones” (refiriendose al despacho de su padre, un oficial de las SS), etc. Estas y otras expresiones, pueden cansar al lector y es normal, es una licencia del autor querer recalcarnos una serie de escenas que considera importantes rememorar en la lectura.

Considero, que la estructura del libro es buena, pero que le falta sustancia, el libro le falta acción, muchas veces es bastante lineal y se hace pesado.

Es curiosa la visión que el niño tiene sobre lo que le rodea, puesto que vive plenamente ajeno a todo, aunque ve a los judios al otro lado de las alambradas, no entiende que hacen alli todas esas personas. Y lo mas curioso, es la visión puramente materialista y egoista que tiene de la vida Bruno (el niño alemán) ya que cuando se encuentra con un niño judio, cuando paseaba alrededor de la alambrada, se muestra muy frio y con comentarios muy banales. Bien es verdad que esto da a entender la vida que este niño tiene y la vision nos muestra que no conoce o no enteniende el verdadero significado de las cosas y que tan solo muestra lo que un niño con nueve años puede sentir.

Pero si es cierto que impacta, los comentarios que le dirije Bruno a ese niño judio, sobre todo a nosotros porque sabemos y tenemos el conocimiento global sobre lo que ocurrió en realidad, conocimiento que no tiene este chico, ni muchos en ese momento tan terrible de la historia Contemporanea Mundial.

Sinceramente, considero que es un buen libro, pero tampoco nada del otro mundo, por lo menos no tanto como para elevarlo a la categoría de “Bestseller”, porque son esa falta de esencia que comenté antes desproviste al libro de dicha categoría. Porque aunque, posee una muy buena estructura, la visión del niño es meramente aceptable, las palabrejas que se inventa y con las que nombra a personajes y hechos históricos es muy curiosa, como el “furias” (dirijiendose a Hitler, mas bien al título político de este, el Fürher, que significa guía o caudillo), tambien como denomina a Auschwitz “Auchviz” (es decir, casi como se pronuncia), pero le falta esencia al libro, una mayor emoción y acción, no que provoca una linea en el libro y salvo contadas escenas no se altera dicha linea, lo cual aburre.

Quizas mi valoración un tanto baja del libro, puede estar provocada porque durante el tiempo en el que me leí el libro esperaba que le devolvieran el libro “Luna Nueva” (el segundo de la saga crepúsculo) a mi hermana, para yo poder leermelo. Lo cual creo que ha influido un tanto.

Bueno queridos amigos, la proxima reflexión ya sabéis de que tratará, del libro segundo de la saga Crepúsculo, “Luna Nueva”.

S. M. I. El Emperador

Anuncios