La Reina de España, Su Real Majestad, Doña Sofia de Grecia

Buenas, queridos amigos:

Hoy es el cumpleaños de nuestra querida Reina, Doña Sofia de Grecia, la cual cumple 70 años. Nadie dudaría que se encuentra en un estado francamente satisfactorio, con la mente fresca y las ideas bien claras, sinceramente es una alegria tenerla como Reina, ya que su justa prudencia y su acción silenciosa, se puede percibir en los grandes proyectos Nacionales, ya que me consta que es una persona con una gran conciencia de Estado y que conoce bien la realidad española, por algo fue educada para ser Reina y ejercer como consorte del Jefe del Estado aunque la Constitución Española no le atribuya competencia alguna.

Sinceramente, no entiendo todo el revuelo que se ha formado alrededor de las declaraciones de la Reina vertidas en el libro de la periodista Pilar Urbano, que trata sobre la vida e intimidad de la Reina. Ella habla abiertamente sobre los valores que la constituyen como persona y los cuales comparten muchos españoles. Ella hablaba sobre la defensa de la vida y de la verdadera familia, como colación a los problemas actuales devenidos por el relativismo reinante, como son: el aborto, la eutanasia y los matrimonios homosexuales.

Ella en una defensa de la vida, exponía que el aborto es un verdadero asesinato, porque todos tenemos derecho a la vida, incluso los más débiles e indefensos, como son en este caso los bebes, puesto que no son “celulitas” como dicen algunos, sino que son bebes en formación y porque en algún momento de nuestra vida nosotros también fuimos esas “celulitas”, con la diferencia de que nuestra madre nos permitió vivir y no nos mató. Ella dijo que esto no tiene que ver nada con valores cristianos, sino que los comparten personas de todas las confesiones e incluso no creyentes, porque esto tiene que ver con la humanidad de las personas. Con deciros que el mayor defensor por la vida y promotor de la declaración por la moratoria mundial contra el aborto (tal como se ha hecho en contra de la pena de muerte) es un ateo, ex-comunista italiano, Guiuliano Ferrara; con esto os quiero dejar claro que la defensa de la vida no atañe solo a los creyentes, sino a todas las personas que crean que toda vida es esencial y tienen la misma valía que otra.

Con referencia a la eutanasia, expuso que era peligroso que el Estado se hiciera garante de dar vida y muerte a uno o a otro de forma arbitraria, y más aun que el Estado entrara a legislar temas que no le atañen, porque estan fuera de su jurisdicción. Porque es la naturaleza quíen otorga la vida y la muerte, y nosotros no somos quienes para discernir quien debe morir y quien no.

Por último, con referencia a los matrimonios homosexuales, expuso que iba en contra de la ley natural, ya que el verdadero matrimonio era entre un hombre y una mujer, y por tanto forman los elementos constitutivos de la familia. Porque exponía que la palabra matrimonio, viene del latín Mater-matris, es decir los que pueden engendrar y estan facultados por la naturaleza para educar, por tanto la defensa de la familia se consideraría una cuestión de Estado, puesto que la familia es la base y esencia del Estado, pues es en esta donde se sustenta el Estado. Porque decir lo contrario, que los homosexuales pueden engendrar, no tiene ninguna base lógica y por tanto tampoco estarían facultados para adoptar (además de que el derecho es del niño y no de los padres que adoptan, ya que estos tienen derecho a un padre y a una madre), puesto que la naturaleza ya ha adjudicado de que forma deben nacer las personas y por tanto quienes tienen la facultad para educar.

Ella ante estos problemas que se le planteaban, argumentaba su defensa de la Ley Natural, ya que es esta la que vertebra el mundo y la que nos da cierta razón de ser. Por tanto el contravenir dicha ley sería como ir contra la propia naturaleza, contra la verdadera esencia de la vida, en definitiva contra nosotros mismos.

Considero que fue concretamente este último punto el que dio mas que hablar, ya que la critica estaba impulsada por el lobby homosexual, el cual todo el mundo sabe que es caracterísistico por su ferrea oposición a todo lo que contravenga a sus intereses. En España uno puede hablar de todo menos de los homosexuales, porque parece que estos gozan de unos privilegios que los hace intocables, aunque nadie pueda contrargumentar tus razones de peso, porque no se puede ir contra la naturaleza sin rechazar la esencia de la vida y como, hoy por hoy, vivimos en los “políticamente correcto” esa endiablada teoria dictatorial, que no permite criticar nada en la sociedad, porque ir contra los postulados de esta teoria es como ir contra bienes sociales inamovibles y que Dios sabrá quien los ha puesto ahí, como paradigma de la esencia constituida… pues claro, así nos va. Toda teoria que nos encorsete, la cual no hemos elegido y que va contra el valor de la libertad, debe ser digna de crítica y repulsa.

Ante estos comentarios la ciudadanía se dividió entre aquellos que consideraban que la Reina era una persona como todo el mundo para expresar lo que consideraba, ya que como expuse al principio ella no tiene resevada ninguna competencia ni función en la Constitución, salvo lo establecido en la Tutela y la Regencia, ambos casos excepcionales, por tanto no esta tan encorsetada como el Rey para hablar. Por otro lado, estaban los que estaban en contra de lo que defendía la Reina y consideraban que debía haber sido más prudente.

Todos los analistas llegan a la conclusión que si la Reina hubiera dicho lo contrario a lo defendido, habrian sido más los alagos que las críticas, pero ha sido el contravenir los postulados homosexuales, los cuales son inamovibles según este lobby,  lo que ha provocado la polémica.

Verdaderamente, considero que la Reina ha estado acertada en su defensa, ha dicho publicamente cosas que defienden la mayoría de españoles, aunque muchos de ellos tengan miedo a expresarlo publicamente por temor a los comisarios de lo “políticamente correcto”. Pienso que la Reina no esta ajustada a la prudencia de Gobierno como el Rey (puesto que no esta facultada por la Constitución Española para representar ningún cargo), además que no habla de política sino que habla de valores, es decir vida privada y no pública, otra cosa muy disitinta es que de esos valores puedan derivarse una acción política concreta, pero eso es plenamente diferente.

Por otro lado, lamento y cesuro las imprudentes palabras del vicesecretario de comunicación del Partido Popular, Esteban Gonzalez Pons, dijo que habia que entender a la Reina, que ya se sabía que  era una mujer, septuagenaría, católica… De vergüenza estas palabras, quiere decir que hay que  tener 70 años para pensar así, pues Sr. Pons, yo no tengo esa edad y defiendo plenamente lo expuesto por la Reina. El Partido Popular esta desnortado, tiene tal crisis de valores que ya no sabe lo que defiende, ese temor a defender lo correcto y que es con lo que se alinean sus votantes le va a llevar a la ruina. Dios quiera que las cosas cambien en este Partido, porque sino las cosas van a ir de mal en peor, esperemos que hayan sido unas palabras aisladas, de un señor aislado y en una circunstacia aislada.

Sinceramente, me enorgullezco de tener una Reina como la nuestra, como su Majestad Doña Sofia, porque ha tenido la valentía para defender, lo que muchos españoles pensamos que la ley natural es un elemento fundamental para defensa de la vida, la familia y la libertad.

S. M. I. El Emperador

Anuncios