Constitución de 1978

Buenas queridos amigos:

Hoy celebramos 30 años de la aprobación de la Constitución Española por parte de las Cortes Constituyentes. Es un día muy especial que debemos conmemorar con gozo y júbilo, porque este acontecimiento sentó las bases de nuestra joven Democracia. Proximamente, celebraremos tambien otra trigesima efemeride Constitucional, la del Referendum Nacional del 6 de Dicimebre, sí, en el puente de la “Constitución Imaculada”.

Pero que son 30 años en la vida de un país, un suspiro, unas paginas en un volumen del libro de nuestra historia, nuestro es el deber del sentido que le damos a nuestros actos y que por mano del destino se convierten en eso que llamamos historia, que no es mas que el recordar los hechos pasados que dan sentido a nuestros hechos presentes y que en un buen grado orientaran nuestros hechos futuros, sin saber que fuimos, nunca sabremos quienes somos y peor aun no sabremos quienes seremos.

Y cual es el sentido de 169 articulos de un texto que muy pocos españoles conocen y que en esencia rige nuestra vida pública y en menor rango la privada. Cual es su sentido verdadero, cuando hoy en dia hay textos jurídicos que la contradicen y que estan en trámite de deliberación, para saber su Constitucionalidad o no hace falta que esten hechos, sino que estan preparandose como la proxima reforma de la ley del Aborto, convirtiendola en una ley de plazos, en otras palabras, aborto libre hasta un tope temporal las 24 semanas (como es la ley holandesa) que son 6 meses de gestación, cuando el bebe ya esta cuasi-formado, y que contradice por completo el art. 15 de la Constitución donde dice “Todos tenemos derecho a la vida”.

Creo que van entendiendo el sentido de mis palabras, le hemos dado la espalda a la Constitución Española, ahora los políticos en vez de regocijarse se hastían porque no les permite hacer lo que quieran y piden reformas de la Constitución. Como todos los cambios que se piden siempre digo: “¿Cambio? ¿Hacia donde?”.

Si considero que hace falta un cambio en la Constitución, pero no hacia donde reman los separatistas, hacia el Federalismo o Confederalismo, sino mas bien hacia un Centralismo moderado. Hemos perdido el juicio al entregar tantas y tantas competencias a las Comunidades Autonomas, que hemos dejado un Estado escualido e invertebrado; en contra hemos creado un Reino de Taifas, donde unos reyezuelos hacen y deshacen lo que quieren, legislan a espalda de todos y se vuelven avaros y codiciosos, perdiendo el noble valor español de la solidaridad y el compañerismo que nos ha caracterizado en nuestra historia.

Hemos creado 17 sistemas diferentes de sanidad, de educación, asistencia social, etc. Sinceramente, no veo la unidad que consagra el art. 2 de la Constitución. Por evitar un problema político en aquel entonces, hemos creado uno nuevo, el Estado de las Autonomías, en vez de unir nos ha desunido, ha aumentado el gasto público de tal manera que sobran en España mas de un millon de funcionarios, este sistema escogido es una maquina frivola de gastar dinero y pero aun de sacarnoslo a todos. Tenemos 17 sistemas de presión fiscal, la falta de unidad de criterio provoca la falta de un salario igualitario para todos, ¿porque por un mismo trabajo cobran diferentes las personas? esto viene a romper el art. 14 de la Constitución, no somos iguales ante la ley, porque según donde nazcas podrás cobrar mas o menos por un mismo trabajo.

Bien es verdad que la Constitución nos libró de un sistema dictatorial, pero hemos caido en un relativismo que terminará, sino lo remediamos, con nuestros cimientos, porque la falta de unidad de criterio nos conducirá a una situación bastante penosa. Las algaradas de los separatistas de hoy, se convertiran en el futuro en el tensar de cuerdas, porque ese es su fin, la independencia y no pararan hasta conseguirla. Según como sea nuestra determinación y nuestro sentimiento de unidad y fortaleza, será el límite de lo que puedan conseguir.

Como decia anteriormente, necesitamos una reforma de la Constitución, que nos lleve a verdaderamente consagrar la unidad y la igualdad (que tanto esta en boca de los políticos, si bien con intereses plenamente diferentes al que expongo) de todos los españoles, porque no podemos consentir que haya españoles de primera y de segunda, y el camino para la igualdad no pasa porque mi Comunidad Autonoma, sea mas que las otras, sino en que el Estado tenga las competencias para que todos seamos iguales.

El Estado debe de tener para sí, las competencias esenciales para construir la unidad, las cuales deben estar blindadas por la Constitución sin mecanismo de trapaso; estas competencias son: sanidad, educación, seguridad interior, control sobre los medios de transportes esenciales (tren, aeropuestos, etc) y presión fiscal. Que hoy en día esta en manos de las CC. AA, esta ultima algunas en su 35 % y otras en su 60 %, en este caso el Estado deberia de delimitar cual es el limite de la presion fiscal que pueden tener las CC. AA. porque no se puede tolerar un Estado sin financiación, porque significa la muerte de este.

Yo os lo adelanto, sino ponemos remedios a la problematica separatista, en un futuro no muy lejano, habrá problemas y bastante gordos. Si la ciudadanía no se rebela contra el camino de la injusticia al que nos lleva el Reino de Taifas, sucumbiremos ante él, y aunque luego venga el “estruendo y el rechinar de dientes”, ya nada podremos hacer y lo peor de todo es que no sufriremos el fracaso y el dolor por nuestros errores, sino que lo sufriran las generaciones futuras que ningún culpa tendrán, pero que tristemente sufriran.

S. M. I. El Emperador

Anuncios