Huelga de Transportistas

Buenas queridos amigos:

En estos días hemos podido comprobar como una multitud de huelgas (transportistas, pesqueros, agricultores, taxistas, etc.) se sucedían teniendo como motivo principal la crisis económica surgida por el aumento acelerado de los precios de los carburantes, asfixiando a un sector, ya de por si bastante ahogado.

Sin embargo, siendo rigurosos con el problema, los motivos expuesto por estos no dan la razón a los huelguistas y piquetes, porque el problema del precio de los carburantes no es una competencia que podamos atribuir al Gobierno de la Nación, si bien, podemos criticar su pasividad para llevar cabo reformas económicas que puedan solventar la crisis económica.

Aunque todas las medidas expuestas por el gobierno y otros países Europeos, no podrán paliar la crisis sino que la ocultaran y aplazaran. Las medidas son: eliminar el impuesto del combustible y aportar subvenciones; ambas medidas cortoplacista que harán tapar la crisis y no solucionarla.

Eliminar el impuesto del combustible lo que hará es que el precio baje minimamente debido al impuesto, esto aumentará la demanda y consecuentemente el ritmo inflacionista del precio del carburante volverá a subir, superando al precio inicial. No hay que olvidar que el precio del petróleo sube por la elevada demanda y la ineficacia de la producción para atenderla. Por otro lado, la idea de la subvención es una estupidez como un camión, porque se sobre entiende que se subvenciona lo que produce y de forma temporal y concisa, es decir: se subvenciona determinada maquina de cosechar porque aumentará la producción, subvencionar indefinidamente significa que cuando termine la subvención sobrevendrá de nuevo la crisis, así que nunca la solucionará.

Las medidas correctas considero que son, rebajar los impuestos en la cadena de producción intermedia, para que esto no provoque el agravamiento excesivo de los precios de los alimentos.

Esto grosso modo, explica la situación de la huelga, pero a lo que voy con la alocución del título de mi artículo es a criticar la actitud de los huelguistas. ¿Porque no os manifestasteis antes si veíais como se iba evolucionando el problema económico?. Porque pienso que seguramente la mayoría de los manifestantes votaron al Gobierno que ahora soportamos y son estos los que criticaron al Partido Popular de catastrofistas, de antipatriotas, por adelantar lo que venían anunciando los datos, ahora vivimos la crisis y dicen que lo peor esta por llegar.

Pero ahora los que les votaron, les critican, “Zapatero nos arruina”, “Zapatero hunde a los camioneros”. Yo me pregunto y ¿Porque demonios le votasteis si sabíais que el PSOE es incapaz de solventar una crisis económica sino que encima suele agravarlas?. Pues yo les digo ahora que hay que ser consecuentes con las decisiones que se toma y esperar a otros cuatro años para poder cambiar al gobierno que soportamos. Porque no se puede esperar nada de un ciego insensato, que encima que no ve los problemas cree que puede arreglarlos sin aceptarlos, incongruente.

Por otro lado, la existencia de los piquetes es algo francamente intolerable porque destruye el libre ejercicio del derecho a la huelga, que significa secundarla o no, y nadie puede interferir en esa decisión y quien así lo hace comete bajo mi juicio “terrorismo sindical”, que no es ni más ni menos que el ejercicio del terror y el temor para controlar a los trabajadores, dando un poder a unos lideres sindicales que graciosamente obtienen dicho poder por los trabajadores a los que aterrorizan y atemorizan.

Según se considera una huelga legal es la omisión de trabajar por una reivindicación social o económica (la mas de las veces). Pero no significa la paralización del país, porque no estamos ante una huelga general la cual se produce cuando se ve afectada pilares decisivos de la economía, aunque viendo el percaz del desabastecimiento que estamos sufriendo (si bien con un ligero descenso en estos últimos días por la perdida de fuelle de la huelga) podriamos considerarla analógicamente como tal. Porque la paralización del país, significa afectar a multitud de sectores que no se encontraban en crisis y que debido a este colapso se van a ver afectados, como las empresas productoras de leche, fruta, verdura, conservas de pescados, etc., y sus vendedores en los mercados mayoristas y minoristas, siendo seriamente afectadas debido a que su sector pertenece a la de los productos muy perecederos (a excepción de los productores de conservas).

Pero lo que considero bastante serio son las manifestaciones agresivas de los huelguistas y piquetes (obsérvese que esta desdoblación va hacia aquellos de corte moderada y los de corte radical) y las reacciones de los destacamentos antidisturbios policiales. Las huelgas para que puedan ser secundadas deben siempre situarse en la esfera pacifica porque cuando se emplean los mecanismos revolucionarios no hacen mas que alejarse del fin y provocar la reacción negativa de la población y de las autoridades. Aunque me llama la atención la agresividad desorbitada y manifestada por un gobierno que no para de enarbolar su ideal político de izquierdas, utilizando incluso a los militares para controlar a los huelguistas. No sabría yo medir la magnitud de críticas que serían vertidas si el gobierno no fuere el PSOE sino el PP. Vergonzoso la actitud de algunos medios de comunicación que han favorecido y apoyado la política agresiva del gobierno.

Quisiera también comentar la actitud de la población con respecto a la huelga. A principios de esta pudimos ver como los ciudadanos hacían acopio de los productos de primera necesidad como llenar los tanques de combustible, comprar leche, frutas, verduras, carnes, etc.; provocando que las estanterías se fueran paulatinamente vaciando. Empujando al cierre de puestos en los mercados de abastos y el malestar ciudadano por la falta de productos en los supermercados. Pero sinceramente me gustaría reseñar un comentario de una ciudadana que dijo “el mundo no se acaba porque un día no puedas comprar leche”. Lo verdaderamente no es la preocupación tanto de no comprar un día sino en que ese día se produzca, porque tenemos en mente que el desabastecimiento es algo que vemos en los telediarios que ocurre en países subdesarrollados e imposible que ocurra en el nuestro, es eso lo seriamente preocupante.

Pero bien, como reza el título de mi artículo y comentado a mitad de él, esta es “la España que quisisteis”, para ello votasteis a este partido del gobierno tan incompetente, ineficaz, que anda más preocupado por el sexismo del lenguaje e inventándose eufemismos nuevos, que dedicándose a los problemas de los ciudadanos, pero eso no es algo nuevo de estos meses y que un chiflado comenta, sino lo que hemos vivido durante cuatro largos años y que tendremos que soportar otros tantos más. Pero esta es la España incongruente y suicida, y también podríamos considerar como masoquista, le gusta sufrir pero encima critica al que le hace sufrir, gracioso.

Sinceramente, les digo que la única medida para sobre llevar la crisis es, “ajo y agua” “a joerse y aguantarse”, para que votasteis a “Pinocho” botarates.

S. M. I. El Emperador.

Anuncios