"La prudencia es el resplandor de la razón"

Buenas queridos amigo:

Por fin puedo escribir, despues de mis largas vacaciones merecidas del blog después de las convulsas elecciones y también después de dedicarme a mis obligaciones inmediatas. Ahora me encuentro un poco más relajado, debido a que este tiempo me ha servido para reflexionar sobre estas elecciones y sus efectos.

Ahora debido a que no he podido comentarles las noticias de vital importancia que se han sucedido en el país, voy a intentar compilarlas y resumirlas, grosso modo.

Pienso que esto podría titularse dividiendo los dos polos existentes como: “La España de los eufemismos” y “La crisis sin crisis”.

Cuando me refiero a la España de los eufemismos, quiero reseñar la política que ha estado llevando el gobierno de la Nación, desde que ha ganado las elecciones. Lo que podríasmos resaltar de la primera política  eufemistica llevada a cabo es el “Trasvase del Ebro a Barcelona”.

Esta acción política es totalemente incongruente con: el programa socialista en la elecciones, lo dicho por el Presidente Zapatero en Zaragoza durante la campaña electoral, “Mientras yo gobierne no habrá trasvases”, lo dicho por Marcelino Iglesias Presidente de Aragon, “Si hubiera trasvases durante mi gestión cogeria mis cosas y me iria a otra cosa mariposa”.

Esto es lo que se decía “a priori”, pero como es común en la izquierda, primero mientes y obtienes el poder y luego haces “de tu capa un sayo”. Bien, esta política la han intentado encubrir con multiples neologismos absurdos, zafios e insultantes para la lógica humana, porque no hay mas verdad que llamar a sus cosas por su nombre y nada mas reconforta el corazón de las buenas personas que saber que las cosas se siguen llamando como son. Dijeron que esto no era un Trasvase, sino “una conducción urgente de aguas”, “conducción temporal y urgente de aguas”, “captación de hídricos temporal”, etc.

Sinceramente vergonzoso, porque estos eran los que atacarón el Plan Hidrológico Nacional, aprobado en el 2001 por el Congreso, refrendado Medioambientalmente y Financiado en su totalidad por la Unión Europea, el cual recogía el trasvase del ebro hacia las cuencas deficitarias (Barcelona, Castellon, Valencia, Murcia, Almería, etc.) cuando estas lo necesitasen y “exclusivamente cuando el caudal ecológico del rio lo permitiese”, a parte de recoger un buen número de desaladoras a modo de complemento. Es decir, todo un plan para atajar la crisis hídrica que sufre nuestro país.

Cuando este plan salió, empezarón un aluvión de criticas infundadas e insostenibles provinientes del Partido Socialista, de los agricultores manipulados por la Generalidad de Cataluña y la Junta de Aragón. Todos estos denigraron el plan, cuando beneficiaba a todos.

Pero ahora viene la vuelta de la tortilla, días después de las elecciones sobrevino una sequía terrible para Barcelona, cuyas consecuencias fueron: se cortaron los grifos de las fuentes; se prohibió regar los jardines, llenar las piscinas, lavar el coche, etc. Ahora, los que criticaban dicho plan, los que insultaron al Partido Popular por ir “supuestamente” contra el Medio Ambiente (siendo mentira porque los informe periciales de Medio ambiente de la UE daban el visto bueno al plan), necesitan ahora agua, es para echarse a reir.

Ahora estos querían agua, estos que se la negaron a otros, la pedían ahora, hay que ver como se puede llegar a ser tan egoista, “lo tuyo es mio y lo mio es mio”. Pero, para que no me tachen de insolidario, porque no lo soy, y porque considero que el agua debe ir donde se necesita, ahi estuvo el PP, a la altura de la circunstancia para apoyar dicho trasvase. Aunque el PSOE intentara mentir diciendo que el PP no lo apoyaba, se vió que si lo apoyaron. Pero, lo que no toleramos es que el agua no vaya a otros sitios más necesitados que Barcelona, como Almería, Valencia o Murcia, que son verdaderos desiertos en expansión.

En fin, más tarde tras las lluvias de estas semanas, que han llenado los embalses en Cataluña, se han paralizado las obras del trasvase y todo ha quedado en el olvido, como muchas otras cosas, hasta que venga otra sequía y vuelvan los egoistas.

Bueno comentado este tema, procedo a develar que significa “La crisis sin crisis”. Esto tiene dos vertientes, una la crisis económica que vivimos y que estamos padeciendo, como podemos ver de la multitud de huelgas que estamos soportando desde todos los sectores, que el Gobierno intenta llamar eufemisticamente “Desaceleración”.

Por otro lado nos encontramos con “la supuesta crisis del PP”, la cual la han creado los medios afines al Partido socialista y que han arrastrado a diversos dirigentes que no han sabido estar a la altura de las circunstancias para desmontar esta patraña. Ahora esperamos al Congreso de Valencia para poder ver el final del tunel.

Primeramente, en cuanto a la Crisis económica, tengo que decir que, el Gobierno en los momentos previos a las elecciones ha intentado ocultar los datos económicos desfavorables a las políticas económicas de este. Pero ya la ocultación no puede aguantar mas y ha salido a la luz todos los datos, vamos a crecer al 2 % lo que significa que no va haber superavit, nos van a subir la luz en julio un 7 % lo que suma, junto con la subida del 3% en Enero de este año, un 10 %, sube los alimentos básicos, sube la gasolina y el gasoil, etc. Pero pese a todos estos datos, el Gobierno sigue erre que erre diciendo que no hay crisis, sigue sin aceptar la realidad y vive en su mundo de fantasía donde nada va mal y todo lo malo proviene del PP.

Con un gobierno que no reconoce lo que esta pasando, ¿como se puede esperar que tome medidas si desconoce que hay problemas?.

Sinceramente, no hay palabras para describir tan monumental incompetencia.

Esperemos que de una vez por todas este Gobierno, deje de vivir en el mundo de Alicia en el País de las Maravillas y baje al mundo real, donde existe una crisis económica y donde las familias españolas lo estan pasando verdaderamente mal  para llegar a final de mes y la huelga de los trasportistas solo es el pico del iceberg. Para que así tome las medidas oportunas para atajar o paliar en la medida de lo posible esta crisis, que es lo que debe de hacer un Gobierno responsable y serio.

Aunque viendo los esperpentos que suelta la ministra de igualdad y a lo que se dedica este gobierno, más que poner fin a los problemas, van a crear nuevos problemas, para así distraer a la opinión pública, ahora que lo que ocurre en el PP ya no es noticia.

S. M. I. El Emperador

Anuncios