Angel Acebes expone, el programa de Educación 

Buenas queridos amigos:

Hoy hemos visto como el Partido Popular ha presentado sus propuestas de Educación, que vienen a coregir los bajos indices que ha obtenido España en el informe internacional PISA, al cual el actual Gobierno desproviste de cualquier legitimidad y señala que no es cierto lo que se señala en este, aqui vemos la estrategia del Gobierno, ocultarlo todo, como la crisis económica.

El modelo educativo por el cual apuesta el Partido Popular, es el esgrimido por el Sr. Sarkozy en Francia, el cual propone más calidad y disciplina para reducir el fracaso escolar al 10 % en ocho años.

Los cuatro fundamentos del modelo de educación son:

1/Libertad, contra el adoctrinamiento de asignaturas como Educación para la Ciudadanía y el pensamiento único. Los populares promente que derogaran esta asignatura si llegan al gobierno.

2/Calidad, con el modelo de Sarkozy donde la mayoría conozcan a Cervantes o Sófocles y abogar por la superación y el esfuerzo, para acabar con los cuatro suspensos que en la actualidad permiten pasar de curso y enseñar lo importante del esfuerzo y las ganas de superación. 

3/Disciplina, La escuela no es el lugar de entretenimiento entre profesores y alumnos sino de la transmisión de valores y normas.

4/No Discriminación, Luchar contra la desigualdad mediante una ley que permita escolarizar a todos en castellano, vivan donde vivan.

Los populares exponen que España no ha conocido aun el modelo de educación del PP, ya que los socialistas derogaron la LOCE. Es por eso, que el único modelo educativo que haya experimentado España sea el socialista, lo que ha llevado al país al fracaso escolar, con esas políticas ineficaces.

Esto es lo que motiva al principal partido de la oposición, al igual que los españoles se han podido beneficiar de las bondades de las políticas económicas durante ocho años, ahora puedan beneficiarse de las políticas de educación. Las cuales van encaminadas a fomentar la disciplina, el respeto al profesorado y a la implantación de una política destinada al prestigio del esfuerzo y del mérito.

Esperemos que estas políticas se lleven a cabo, por el bien de las generaciones venideras, para que la juventud actual no termine cayendo en el relativismo radical y no se pierdan muchas vidas intelectuales, por la falta de políticas de educación eficaces. Por eso de seguro, estas medidas paliarán el fracaso a medio plazo y lograrán un éxito escolar a largo plazo.

S. M. I. El Emperador.

Anuncios